Psoriasis / Salud / Pacientes

La madre con psoriasis

La madre con psoriasis - Celia Marín Rancel

Aquel día quedó grabado a fuego en mi corazón. Todo lo que soy cambió para siempre, dándome cuenta de que me había duplicado y que sin vuelta atrás, un pequeño ser indefenso dependería siempre de mi y de todas las decisiones que tomara.

Qué cosa más rara es la naturaleza humana, donde sin éxito alguno tratamos incesantemente de desligarnos de lo que nos ha creado al tiempo que volvemos una y otra vez a refugiarnos en su amor y en su tormento.

En aquel momento como cada madre que nace cuando nace su hijo, el cuerpo no existe y fui solo consciencia, certeza y amor, tan grande como para dar la vida a otro. La carne desapareció y me quedé reducida a un alma que se miraba a sí misma en otro ser.

Ya no había piel, psoriasis, dolor, grietas, sangre ni picor. Ya no dolían las uñas, los dedos hinchados de los pies, las rodillas inflamadas por la artritis.

Ya no me preocupaba el horrible aspecto de mi cuerpo lleno de costras y heridas por el rascado de nueve meses y medio de eterna espera.

Ya nunca más podría volver a decir que la psoriasis me había hecho perder las cosas más importantes de la vida.

Le vencí, le vencimos juntos, hijo mío, durante unos instantes ni siquiera existió y si alguna vez tienes que sufrir como yo, no te preocupes, tu madre estará a tu lado para juntos volver a ganar otra vez la batalla a la psoriasis.

VIDEO ADELE LOVESONG:

Etiquetas: ,

Artículos relacionados

  • Celia con este escrito has logrado emocionarme. Esta hermoso! Gracias a Dios y la vida porque tuviste la oportunidad de ser Madre y echar al lado todo el sufrimiento de esta terrible enfermedad. Sigue compartiendo con esta sabiduría y sensibilidad tus conocimientos. Muchos te lo vamos a agradecer.

  • Pingback: ¿Tienes psoriasis? Lo que tienes que hacer es… | Celia Marín Rancel()

Top